sábado, 20 de octubre de 2012

Fuente de avellana



Tarde lluviosa y calma,
Que me inspiras en la cocina.
¿Qué alquimia ejercerás en mi alma
Que a los fogones me anima?

Mis ojos expedicionarios buscan por la despensa
Mis manos entrenando para la faena
Abro y huelo las especias
Toco, palpo, agarro… 

Lo ancestral que se desencadena

Avellanas y paciencias
Vienen también a esta fiesta

Y es que quiero hacer una fuente
En la que beban los halos
Así que entren por las ventanas
Mientras modelo en dulce este barro

Y luego pondré golosinas, para llenar los tres cántaros
Que tengo ganas de manjares y de colores colmarlos

Fuente de vida quisiera y de sueños,
¿Dejarás que te modele?

 Y luego me asaltas un día, dentro,
Tú, como utopía,
Y en los huesos y en la rabia, me brotes en las ansias,
Tal como brota el agua
Lo que nunca parecía

.....

Mis queridos amigos, así me lleva la tarde, este día nublado y otoñal que hoy se ha presentado. Y era un excelente día para ponerme a cocinar algo que tenía muchas ganas de hacer hace tiempo, una fuente modelada con caramelo de avellana, que vi en  Escuela de Decoración, de la obra "El Placer de los Postres"


No parecía fácil a simple vista, sin embargo, los dioses acompañan estos días especiales, y bueno, al final no resultó ser tan compleja.

Con esta receta quiero participar en el III Concurso Internacional de Gastronomía organizado por Apicius  de La Cocina Paso a Paso

y patrocinado por:

San Ignacio
La cocina de Plagaro
Taller de las tradiciones
Marvi
Oh Menaje

Y os animo a que participéis también vosotros. Se trata de un concurso serio y de gran categoría, que organiza de modo impecable nuestro Apicius y que se enriquece con la aportación de todos.

Vamos con la receta

Ingredientes: 

500 g. de avellanas tostadas
500 g. de azúcar
Un limón
Aceite de avellanas


Necesitaremos también tres moldes escalonados en sus medidas, en este caso: 18,5cm. Para el más grande, 12cm para el siguiente y 10cm. para un pequeño bol de cristal, porque no tenía moldes más pequeños.
Además, un cuenco más hondo que mide 11,5cm.

Pues bien, lo primero que haremos es trazar con ayuda de un compás, cuatro círculos sobre un papel con las siguientes medidas:

23cm./15cm./12,5cm./11,5cm

Si os dais cuenta, los tres círculos primeros corresponden a las medidas de los tres moldes, a los que se les ha añadido unos centímetros. Enseguida veremos el proceso.


Recortamos los círculos y procedemos a confeccionar el caramelo de avellana. 

En una cazuela, echamos el azúcar, el zumo de medio limón y una cucharada de agua y dejamos fundir a fuego lento.
Una vez fundido, apartamos del fuego y añadimos las avellanas que habremos triturado.

Mezclamos muy bien y devolvemos al fuego lento hasta obtener un crocante dorado.

Mientras tanto, pintamos con aceite de avellana, una hoja de papel vegetal

Y tan pronto como se haya dorado la mezcla de azúcar y avellana, la depositamos sobre el papel vegetal y con ayuda de un rodillo, la extenderemos



Formaremos una lámina de aproximadamente un centímetro y medio de grosor.

Entonces, colocaremos sobre la lámina el círculo de papel más grande y cortaremos con un cuchillo, antes de que endurezca.

Enseguida introducimos el disco del caramelo en el molde más grande, con cuidado de no romper el crocante y con ayuda de una cuchara, iremos ajustando el círculo al molde con cuidado.

Dejaremos enfriar unos minutos.

El resto del crocante, lo calentaremos de nuevo, pero en el horno, a fuego muy bajo, porque tendremos que repetir todos los pasos para formar los moldes mediano y pequeño, tal y como se ha hecho con este.

 Haremos los dos moldes que quedan y luego haremos también el pequeño cuenco, siempre calentando suavemente el caramelo en el horno entre operación y operación y sirviéndonos de los círculos de papel como medida. Para el cuenco, el caramelo  adoptará la forma del mismo.


Y dejaremos enfriar unos minutos antes de desmoldar.

Nos habrá sobrado algo de caramelo, con lo que formaremos dos pilares de forma cóncava por los lados, de unos 8cm. de alto.


Y con ello, tenemos todas las piezas de nuestra fuente.

 Ahora necesitamos para los acabados:

50 g. de chocolate Nestlé postres y
50 g. de azúcar

 El azúcar, una vez caramelizado, lo usaremos como pegamento de las piezas que tenemos hechas. Pondremos el azúcar en un cazo, con dos cucharadas de agua, a fuego lento, hasta conseguir un caramelo claro.

Y procedemos:

Ponemos el pedestal, que será el que hicimos con el bol, boca abajo y sobre él, con una cucharadita de caramelo caliente, pegaremos bien centrado, el primer piso de nuestra fuente.


Sobre el primer plato, con caramelo caliente, pegaremos uno de los pilares y sobre éste, el segundo plato.

Finalmente, el segundo pilar y el tercer plato


Ahora perfeccionaremos las orillas que han quedado irregulares, rematándolas con un cordón de chocolate fundido.

Colocamos el chocolate al baño María y cuando está fundido, con manga pastelera, haremos un cordoncillo en todas las orillas.
Es conveniente dejar que el chocolate esté templado, porque si está muy caliente, goteará.



Y ahora sí, ya tenemos la fuente terminada y sólo nos queda rellenarla con pequeños pastelitos de colores, petit fours a vuestro gusto.

El resultado es un recipiente muy original que cuando se acaben los pastelitos, podrá comerse a trozos, como un rico caramelo que es. Aunque, la verdad, da un poco de pena romperla ¿a que si?


 Yo le he puesto trufas, galletas, bolitas de coco, figuras de azúcar, bombones…





Perfecta para una fiesta en el jardín.

 Espero que os haya gustado.

Un abrazo

50 comentarios :

  1. Buenos días Viena:
    Su receta ha quedado registrada para el III Concurso Internacional de cocina.
    Como sabe puede concursar con otra receta dulce y dos saladas.
    Suerte con el jurado del cual no formo parte.

    Nota:
    Como dijeron “Hosuton hay un problema”
    Su receta no la puedo copiar, para la evaluación por el jurado no es problema, ya que revisan las recetas en sus fuentes, el problema es poder copiarla para que forme parte del libro en PDF que edito al final del concurso.
    ¿Me podría mandar la receta por e-mail, fotos inclusive?
    Que pase buen día.
    Saludos

    PD. Si por tamaño de los archivos no se pueden mandar en un envío, por favor hágalo por partes y yo lo montaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apicius, ignoro por qué aparece su comentario en una barra estrecha en el margen, pero gracias por todo. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Acaba de entrar en su blog y veo que mi comentario sale como los de los demás, No sé porqué será que lo ve en diferente lugar.
      Que pase un buen día.

      Eliminar
    3. Sí Apicius, es que se ha recolocado bien cuando yo he respondido su comentario. No sé, creo que Blogger está haciendo arreglos por esta zona, porque tengo cosas raras e inexplicables. Pero parece que ya está.
      Un buen día.

      Eliminar
  2. Viena un post precioso, una poesía evocadora y una receta sorprendente. Me ha encantado, enhorabuena. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me comía la fuente a pellizcos, las avellanas son mi fruto secos preferido.
    Eres una artista.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo todavía la tengo entera Mari Carmen, da pena romperla, pero habrá que comérsela. Te aseguro que este caramelo está tremendo, ya probé los recortes y está buenísimo.
      Un beso y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Cómo te cunden las tardes de lluvia Viena, me parece un prodigio de paciencias, halos, ancestros y utopías; tu casa tiene un ambiente evocador, qué bonitos la encimera llena de frutas y el horno?, y el jardín. Tal vez haga un poco de tus cantidades para una base de tarta o tartaletas.
    Mucha suerte donde Apicius, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad Miren ¿A ti no te pasa? las tardes lluviosas me dan muchas ganas de cocinar y hoy sigue lloviendo, veremos que hago.
      Esta receta es cierto, se puede abreviar y hacer un solo cuenco, un recipiente bonito para colocar dulces o galletas, es una pasada, tanto el trabajarlo como luego comérselo. Pruébalo.
      Un beso grande y gracias por venir.

      Eliminar
  5. Impresionante. Felicitaciones por la inspiración, la dedicación, la paciencia y el resultado. Buen fin de semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen fin de semana Adriana y muchas gracias por tu visita y comentario. Un beso.

      Eliminar
  6. Querida Viena, es una preciosidad!!!. Menuda paciencia tienes para poder hacer esta escultura dulce. Deben ser las tardes lluviosas las que te dan la inspiración, y de paso nos contagias de esa paz que se desprende en tu cocina, de esa luz que entra perezosa por la ventana y que te invita a acompañarte y a compartir tu paso a paso arquitectónico hasta conseguir esa maravillosa fuente dulce repleta de golosinas. Un placer pasar de nuevo por tu casa. Felicidades!!!. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Anna: La verdad es que había muy poca luz, por la lluvia y no me gusta usar el flash, además ya sabes que soy bastante mala con las fotos, vamos, que las fotos han salido un churro y no hacen justicia a la bonita fuente que quedó, pero bueno, esto es lo que sé hacer, ya iré aprendiendo.
      Creía que sería más difícil, pero así despacito y pasito a pasito, no resultó ser tan complicada. Eso sí, queda espectacular llena de sus golosinas, pensé que era ideal para una fiesta.
      Ah lo que yo daría por hacer tus fotos.
      Un beso grande y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  7. Viena, es magia y arte lo que acabo de leer asi que, independientemente del resultado del concurso, para mi ya tienes un premio, el de la creatividad, el buen gusto y el estilo.
    Un beso grande. Enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Helena y bienvenida a este espacio. Me alegro de que te guste la fuente. Un beso enorme también para ti.

      Eliminar
  8. Viena, me encantaron tu dulce y tu poems aun mas! Que bello escribes y que Rico cocinas, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Prieta, eres siempre muy amable.
      Un beso grande

      Eliminar
  9. Pues te ha quedado espectacular, esta maravillosa fuente, facil no parece desde luego, pero con ese paso a paso tan bien esplicado seguro que no sera tan dificil. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María: La verdad es que yo hacía tiempo que la tenía en pendientes y no me atrevía pensando que sería muy difícil, pero una vez que empiezas, pasito a pasito, no es tanto, de verdad. Lo que me resultó más difícil de todo son los pilares, ya ves, porque al ser macizos y hacerlos sin molde, me costó más, pero los cuencos son realmente fáciles. Como decía Miren por arriba, se podría hacer un solo cuenco o un bol bonito y quedaría perfecto para contener golosinas o bombones.
      Gracias por tu comentario. Besicos también para ti.

      Eliminar
  10. Viena, qué hermosos versos. La verdad es que me parece un gran trabajo y me encantaría tener un jardín para poner como excusa hacer una maravilla como esta, de avellanas.
    Mucha suerte y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Claudia, qué bien que te gusten los versos, la verdad es que cuando salen de dentro, creo que llegan.
      Cuando quieras compartimos un rato en este jardín. A mi me encantaría, por supuesto.
      Un beso grande y gracias por venir.

      Eliminar
  11. QUé bonito todo. La fuente, el poema para el postre, los pastelitos que lleva encima la fuente, la fuente en la fuente, en el jardín, en la mesa. Qué bello todo, allá lloviendo y aquí con un calorón. Tú siempre mostrando tus delicadezas, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen por tus palabras, hemos tenido todo un fin de semana pasado por agua por aquí. Cada tiempo tiene lo suyo, disfruta del calor que ya vendrá tiempo de fríos.
      Un beso grande.

      Eliminar
  12. Cuando te digo que el concurso de Apicius es de categoría me refería a esto. Cada año te superas. Vaya fuente bonita y encima comestible! Aunque de pena comérsela uno sabe que cuando se caiga sobre la mesa accidentalmente y se rompa habrá un montón de trocitos a los que merterle mano jajjaa Ha quedado preciosa, lindisima con todas esas golosinas con la que la rellenaste, y en el jardín luce fantástica.

    Si es que eres poesía tanto dentro como fuera de la cocina. El poema que te has inventado emociona...Los amantes de la cocina pensarán lo mismo.

    Un beso grandísimo querida artista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Laura, con qué buenos ojos me ves y yo te he visto a ti así, traviesa, como duende, dándole un golpecito a la fuente como el que no quiere la cosa, para que se haga añicos de caramelo jajaja. Ahí estamos, las chicas y yo cada día, preguntándonos cuándo la rompemos jajaja.
      Gracias de verdad, por tus palabras.
      Un beso grande.

      Eliminar
  13. Amiga Viena:
    Me he pasado un mes que de cuando pinchaba en Sabores de Viena y me aparecía el Guernica de Picasso. No me extrañaba porque tu bloc es como un nido de arte. Lo intentaba nuevamente, ahí seguían las figuras de tonos grises.
    Finalmente, cuando he pinchado hoy se me ha aparecido un maravilloso y cautivador bodegón de otra época con una especie de frutero vacío encima de la mesa.
    Asombrado, he seguido pasando imágenes hasta que ya me han empezado a aparecer planos, compases y demás ambiente de taller... ¡Ya está, me he dicho! ¡Hoy toca Leonardo da Vinci preparando alguna de sus máquinas!
    Pero no, en realidad se trata de un trabajo extraordinario de nuestra amiga Viena, con una exhibición para participar en el III Concurso Internacional de Gastronomía de Apicius.
    Amiga Viena, siempre nos sorprendes con tu arte y tus extraordinarios trabajos. Desde luego, la foto de portada me tiene cautivado.
    Un saludo,
    Sebastián Damunt

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sebastián, muchas gracias por tu comentario con esas amables palabras. Sí, un día le tocará a Leonardo Da Vinci, de eso no te quepa duda, ya que soy una gran admiradora de ese genio y le debo un homenaje.
      De momento, solo una fuente de golosinas que por cierto, hoy ha caído, hoy se ha roto y hemos empezado a comerla. El contenido ya cayó casi el mismo día de hacerlos jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Sin dudarlo eres la mejor!!! que precioso frutero, me ha recordado a mi casita de galletas, una verdadera obra de arte con una puesta en escena expectacular. Me ha encantado.
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kesito. Gracias por tu comentario. A mi me encantói también tu participación con los roscos de Málaga, me hicieron la boca agua.
      A ver si tenemos suerte en el concurso.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Qué idea tan original y deliciosa! Me ha encantado.
    Suerte en el concurso.
    Un abrazo,
    Mónica-Recetas de Mon

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mónica por tu visita y comentario.

      Eliminar
  16. Eres un pedazo de artista, Viena. Lo tuyo no es que sea de concurso, es que es de ponerlo en un museo. Enhorabuena (ya sé que vas a ganar el concurso). Por cierto, lo de poner comentarios en tu blog tambien aparece de forma algo chunga, en un lateral, no debajo de los existentes, como es costumbre. Me estoy pensando lo que decía Delikat de pasarme a Wordpress.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, me desdigo. Ahora ha aparecido en el sitio de costumbre

      Eliminar
    2. Sorokin, y tu eres un pedazo amigo jajaja, lo dejaremos en eso, no diré adulador.
      No, en serio, gracias por tus piropos, no creo que gane el concurso, pero ojalá, la verdad, que los premios son muy guays.
      Y lo de los comentarios, el otro día me pasó con Apicius, veís su comentario en el lateral ahí super en columna flaca, pero luego le contesté y se arregló solo. Veo que a ti te ha pasado algo parecido, vaya rollo esto de estar siempre con alguna historia. Hay que pensar un poco más en serio lo de Wordpress aunque también me han contado que es un poco lío hacerse con el sistema y da una pereza tremenda. Pero nada, si nos pasamos, nos pasamos.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Ah se me olvidaba, en tu blog no solo no puedo comentar, sino que no puedo leer la última entrada entera. Cada día miro a ver si se ha arreglado, pero nada.

      Eliminar
  17. Viena me has dejado ojiplática, madre mía, si yo estuviera frente a esa fuente no respondería, el relleno pasaría desapercibido y me pasaría a hincarle el diente directamente a una de las bandejas! Al final me imagino que os la zamparíais no? :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Delikat: Verás, nos comimos todo el interior y luego, como era bastante grande y preciosa, pensé regalársela a los chicos y chicas de Blu, te acuerdas? la cafetería, así que volví a hacer bombones y pastelitos para rellenarla de nuevo y cuando fui a prepararla para llevar, se me rompió. Mira, qué disgusto, cayó sobre la encimera como si fuera de porcelana y se rompió, así que puse todos los pastelitos en una bandeja y se la llevé a los chicos de Blu y los trozos de fuente, los guardé y empezaron a caer, como caramelos que están tremendamente buenos, y todavía quedan, claro, era enorme, pero ahí tenemos, un montón de caramelos y trozos estupendos, algunos con chocolatito y todo jajaja. Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  18. Al fin entro Viena!....es que llego la nieve, tuve que apalear 4 veces un dia y la espalda me quedo horrible....todavia duele!...en fin....las primeras veces duele, despues el musculo se acostumbra.....que te digo....una fuente preciosamente deliciosa!!.....suerte en el concurso!!.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  19. Querida Marcela: Mucho trabajo el que cuentas. Por aquí, cuando hay nieve es una fiesta, todos vamos a la montaña a verla, a jugar con ella, pero la nieve a pie de casa y así, teniendo que apartarla, supongo que será trabajoso.
    Cuidate mucho y gracias por pasar a dejar tu comentario.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Caray, confluye todo en ésta receta, paciencia, maestría, poesía e ingenio y además se ve riquísima!
    Me ha encantado y enhorabuena por el premio.

    Saludos!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alba, acabo de enterarme y todavía tengo la emoción en el cuerpo. Voy a pasar por el blog de Apicius para estar ahí en el lío y ver todo bien.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Gracias José Romero y también para ti mi enhorabuena, creo que has sido ganador de la receta salada, que ya vi en su momento y me encantó, por cierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Guauuu Viena!! enhorabuena por el premio, no lo había visto hasta hoy.. te ha quedado genial el "jarroncito" jijiji!

    un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Arantxi, sí era un jarroncito rico jajaja.
      Un beso

      Eliminar