Buscar en el blog

Cargando...

viernes, 1 de enero de 2016

Sopa de ajo al estilo de la Vega Baja


Feliz año a todos, mis queridos amigos.

Después de estas fiestas de abundancia y hasta de excesos, quería comenzar el año con una receta sencilla y muy de mi tierra, la Vega Baja.

Para un purista, una sopa de ajo llevaría solamente: aceite, ajo y pan y creedme que sólo con eso, sale una sopa de ajo riquísima. Así la haríamos:

Chafamos un par de dientes de ajo sobre el fondo de una cacerola. Añadimos un chorro de aceite y cubrimos de agua. Dejamos hervir un buen rato y añadimos unos trozos de pan frito y de nuevo dejamos cocer, hasta que la magia de la cocina, convierte el agua en sopa, lo insípido en sabroso y lo inicialmente frío,  en caliente  en el amplio sentido de la palabra, es decir, en sustento de hogar.

Pero la cocina es rica y creativa y modifica siempre lo esencial, para aportar el añadido de cada cocinero que se mete en la faena.
Así, a esta sopa de ajo simple, se le añade a veces pimentón, unos trocitos de jamón serrano, embutidos, huevo, especias… No hay más que recordar la sopa de ajo del gran cocinero Manuel de la Osa, tan enriquecida e interpretada, que podríamos pensar que lo de llamarse sopa de ajo, es casi por dar un homenaje a ese excelente ajo de las Pedroñeras que el cocinero usa en su ejecución, porque la sopita es todo un recetón donde los haya y no en vano, es o ha sido durante mucho tiempo, la estrella de su restaurante.
En fin, que hacemos de cada sopa de ajo, nuestra sopa de ajo y eso es lo que hoy traigo al blog, una sopa de ajo de la Vega Baja, una sopa de ajo que añade a los ingredientes básicos, las verduras que la Vega tan generosamente produce, así como el bacalao, recurso antiguamente de pobres para aportar proteínas y verdadero lujo de sabores para la mesa de hoy.
     

Los ingredientes son los siguientes:


Un cuarto de kilo de bacalao desalado
Dos o tres patatas pequeñas
Un manojo de ajos tiernos
Un puñado de habas tiernas
Un par de corazones de alcachofas
Ajo seco, por supuesto, un par de dientes o tres
Unas rebanadas de pan
Un huevo por comensal
Perejil
Aceite y
Sal




Usaremos una olla de barro, porque esta sopa que me lleva a mis ancestros, no se cocina en ningún otro recipiente tan bien, como en una olla de barro.

Y vamos con la elaboración:

Ponemos una sartén con un fondo de aceite de oliva virgen extra a calentar y freímos antes de nada, las rebanadas de pan.


Cuando están doradas, retiramos y reservamos en un plato.


En ese mismo aceite, freímos ahora la verdura. Las patatas en taquitos. Luego añadimos el resto: los ajos tiernos cortados en trozos, las habas desgranadas, las alcachofas limpias y en trozos y por último el bacalao, que haremos muy poco, como es natural.




Por otra parte, chafamos en el fondo de la olla, dos dientes de ajo y vamos añadiendo los ingredientes que ya tenemos hechos, toda la verdura, el pescado y  el aceite de la sartén.



Cubrimos de agua y dejamos cocer lentamente hasta que la verdura está tierna y vamos consiguiendo la sopa.


Una vez todo bien hecho, rectificamos de sal si es necesario y añadimos a la olla las rebanadas de pan que teníamos reservadas y un huevo por persona. Espolvoreamos con perejil muy picado y enseguida apagaremos el fuego, ya que los huevos cocerán simplemente con el calor residual que queda.



Serviremos muy caliente y pasaremos de las sensaciones del cocinero cocinando esta hermosa receta, a las del comensal, degustando sabores de pueblo y tradición.




El huevo quedará hecho por fuera y líquido por dentro.


Y listo. Como dirían en Orihuela: una receta que resucita a un muerto.
  
Que sea preludio de un buen año lleno de ese tesoro que llamamos “momentos presentes”.

Un abrazo.



   

16 comentarios :

  1. Uah!!!... ¡Qué apetitosa pinta tiene! Nada mejor para recomponer el cuerpo, desde luego.

    Un abrazo inmenso, y gracias por tus recetas y por el cariño que pones en ellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Loam por tu visita y tu comentario. Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  2. Fantástica, me encanta el añadido de verduras.. Aprovecho para desearte un feliz 2016!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Carlos, que este 2016 sea al menos tan bueno como el 2015. Un abrazo y muchos besos para tu familia.

      Eliminar
  3. Feliz transito por este año que acaba de comenzar.
    Ante esta sopa me quito el "Gorro", que sabores tan variados se tienen que sentir en boca y por supuesto sopa contundente para un día de duro invierno.
    Que pase un buen día.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Apicius, es un buen concierto de sabores en boca, las verduras, el ajo y el resto de ingredientes de esta sopa, bien caliente, es una maravilla para el invierno.
      Feliz año también para usted y gracias por su visita y sus buenos deseos.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Una de las cosas que podría decirte de la sopa de ajo es ...que me cura! La receta que preparo es la que hacía mi madre: agua, pan, ajos, perejil, aceite y huevo.
    En cuanto tenga unas habitas preparo esta sopica.
    Feliz aÑo querida Viena.
    Un abrazo GORRRRRRRRDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Fe-i*ká, estas sopas curan, no es solo cosa tuya, ya te digo que en Orihuela se dice que resucitan a un muerto, cuando tenemos un plato así calentito y bien sabroso. Seguro que tu sopa es curativa y maravillosa.
      Un beso muy grande y feliz año. Espero que nos quedemos muy cerca un año más.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Feliz año Rosa, mi vegeta querida. Si supieras cuanto me acuerdo de vosotras este año, con un grupo vegetariano jajaja. Un beso muy grande.

      Eliminar
  6. Feliz año, Viena, qué bueno seguir descubriendo recetas desde tu ventana.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos abrazos Claudia y feliz año también para ti, a ver si este año se tercian mejor las cosas y nos pudiéramos ver en alguna ocasión. Me habría gustado tanto estar con vosotros por Córdoba.
      Un beso y seguimos en contacto.

      Eliminar
  7. Cada vez que la he leído se me ha hecho la boca agua. Asombrosa receta. Que manera más estupenda de comenzar el año. Gracias por todo lo que nos das. Y que placer poder leerte. FELIZ AÑO. El Hombre del Agua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año también para ti Hombre del Agua y gracias por tu amable comentario. Entiendo cuando dicen que los blogs se alimentan de sus comentarios.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Feliz 2016, Viena. A ver si este año podemos reunirnos todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada me gustaría más Sorokin, a ver si lo propiciamos.
      Feliz año también para ti.
      Un abrazo

      Eliminar